7 Consejos para compensar mejor los oídos

7 Consejos para compensar mejor los oídos
1.-Evita tabaco, alcohol y leche.

Tanto el humo del tabaco como el alcohol irritan las membranas aumentando la producción de mucosa que puede bloquear las Tropas de Eustaquio. Trata de también de no fumar el máximo tiempo posible antes de la inmersión. La leche también produce un aumento de la mucosa, así que puedes evitarla un par de horas antes de bucear.

2.-Compensa horas antes de meterte bajo el agua.

Compensar suavemente cada 30 minutos el día antes y durante la mañana de la inmersión te va a ayudar a que la compensación sea más rápida e indolora.

3.-Masticar chicle.

Al masticar chicle estás tragando saliva constantemente permitiendo abrir los conductos y facilitando así la compensación.

4.-¡POP!

Dentro del agua solemos estar ansiosos por compensar rápido y no hacer esperar a los compañeros. Al final, con las prisas, lo único que conseguimos es no dejar que se iguale la presión interna con la externa del oído haciéndonos daño. NO TENGAS PRISA, HASTA QUE NO OIGAS EL SONIDO DE LA COMPENSACIÓN (POP) NO PUEDES SEGUIR DESCENDIENDO.

5.-Mira la superficie.

Como variante de la maniobra de Valsalva, puedes intentar también mirar hacia arriba cuando estés dentro del agua realizando la maniobra. Subir el mentón hará que los conductos auditivos se abran y necesitarás menos esfuerzo.

6.-Adelántate al dolor.

Muchas veces nos hacemos daño porque no nos acordamos de compensar hasta que sentimos una fuerte molestia. Adelántate a ese momento, ve compensando suavemente mientras desciendes antes de sentir ningún dolor.

7.-Para cuando duela.

Si te duelen los oídos es porque probablemente se ha obstruido la Trompa de Eustaquio y “NO HAS COMPENSADO” y si sigues descendiendo vas a dañar el tímpano. Cuando duela relájate, sube un poco y vuelve a compensar sin forzar. Cuando oigas el ¡POP! sigue bajando despacio. Recuerda que es mucho mejor para tu salud y futuro como buceador suspender una inmersión que realizarla con dolor y grave riesgo para tus oídos.

De todos modos, no olvides que todo buceador debe pasar un reconocimiento médico para buceo cada dos años.

 

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *